Seguidores

BIENVENIDOS A SUSURRANDO ANHELOS, ESPERO SEA DE TU AGRADO. NO TE VAYAS SIN DEJARME UN COMENTARIO.

domingo, 24 de octubre de 2010

Pato ó Águila tú decides...


Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salio del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi.
Le alcanzo un cartón plastificado y le dijo: yo soy Willy, su chofer. Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.

Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera mas rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable”
Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio sin una mancha!!
Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo, “Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado”. Rodrigo bromeando le dijo: “No, preferiría un refresco” Willy sonrío y dijo: “No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja”. Casi tartamudeando Rodrigo le dijo: “Tomare la Cola dietética”

Pasándole su bebida, Willy le dijo, “Si desea usted algo para leer, tengo el Reforma, Esto, Novedades  y Selecciones…”
Al comenzar el viaje, Willy le paso a Rodrigo otro cartón plastificado, “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio”
Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenia el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual seria la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus meditaciones. ...

“Dime Willy, -le pregunto asombrado Rodrigo- siempre has atendido a tus clientes así?”
Willy sonrió a través del espejo retrovisor. “No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años manejando los gaste la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuche en la radio acerca del Dr. Dyer un “Gurú” del desarrollo personal.  El acababa de escribir un libro llamado “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. Dyer decía que si tu te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. El decía: Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo”.

“Esto me llego aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios”.

“Se nota que los cambios te han pagado”, le dijo Rodrigo.
“Si, seguro que si”, le dijo Willy. “Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservación a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”.

Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.
Posiblemente haya contado esta historia a mas de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.
Willy el taxista, tomo una diferente alternativa:

El decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.

No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, Un servidor publico,"político", ejecutivo, empleado o profesionista, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?
Recuerda: ES TÚ DECISIÓN Y CADA VEZ TIENES MENOS TIEMPO PARA TOMARLA

Recibe los 7 dones del Espíritu Santo:
Sabiduría, Entendimiento, Ciencia, Consejo, Piedad, Temor de Dios y
Fortaleza úsalos para servir a tu comunidad y empieza por tu familia.


Quieres ser feliz un día : Véngate
Quieres ser feliz siempre: Perdona

Hermosa reflexión compartida por la amiga Myriam a quien agradezco infinitamente por hacermelo llegar.

domingo, 10 de octubre de 2010

ATREVETE A CAMBIAR


Todo, absolutamente todo en este mundo se encuentra en constante movimiento y en un proceso de cambio continuo: nuestras relaciones, nuestro cuerpo, nuestro trabajo…


Si algo no cambia es simple y sencillamente porque está muerto.
Hasta aquello que consideramos del mundo material tarde o temprano muestra señales de cambio: las paredes de una casa comienzan a llenarse de grietas, los tornillos de la podadora de césped se oxidan, la tela de las cortinas cambia de color debido al sol…
Si el cambiar es un proceso natural, entonces ¿por qué a veces nos es tan difícil aceptar los cambios en nuestra vida?
La respuesta se encuentra dentro de cada una de nosotras, ya que en el proceso de crear nuestras propias vidas:
(1) somos nosotras mismas las que hacemos que los cambios se presenten en nuestro camino, y
(2) somos nosotras mismas las que elegimos como vivirlos.
Así es, cada una es creadora de su propia vida y cada experiencia la vivimos de acuerdo a como escogemos vivirla.  Somos seres dotados de algo maravilloso que se llama libre albedrío, lo cual significa que gozamos con el poder de decidir cómo nos relacionamos con cada situación: ¿Con miedo? ¿Con angustia? ¿Con celos? ¿Con enojo? ¿Con alegría? ¿Con amor?
Por eso te invito a preguntarte a ti misma no si habrán cambios en tu vida, sino QUE TIPO DE CAMBIOS habran en tu vida y como eliges vivirlos.


jueves, 7 de octubre de 2010

EVOLUCION PERSONAL

TODOS VAMOS CAMBIANDO DE NIVEL, 
COMO EN UNA ESCALERA...

Imagina que estás frente a una gran escalera...esta junto a ti esa persona que te es esencial...(novio/a, esposo/a, amigo/a etc)...y están fuertemente tomados de la mano...

Mientras están en el mismo nivel...todo está perfecto...es disfrutable. Pero de pronto...tú subes un escalón...pero esa persona no...esa persona prefiere mantenerse en el nivel inicial...ok...no hay problema...es fácil aun así estar tomados de las manos...

Pero tú subes un escalón más...y esa persona se niega a hacerlo...ya las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio...subes un escalón mas...y ya el tirón es fuerte...ya no es disfrutable y empiezas a sentir que te frena en tu avance...pero tú quieres que esa persona suba contigo para no perderla...

Desafortunadamente para esa persona no ha llegado el momento de subir de nivel...así que se mantiene en su posición inicial...subes un escalón más...y ya ahí sí es muy dificil mantenerte unido...te duele...y mucho...luchas entre tu deseo de que esa persona suba...de no perderla...pero tú ya no puedes ni quieres bajar de nivel....

En un nuevo movimiento hacia arriba...viene lo inevitable...y se sueltan de las manos...puedes quedarte ahí y llorar y patalear tratando de convencerle de que te siga..que te acompañe...puedes incluso ir contra todo tu ser y tú mismo/a bajar de nivel con tal de no perderle...pero después de esa ruptura en el lazo...ya nada es igual....así que por mas doloroso y dificíl que sea...entiendes que no puedes hacer más...más que seguir avanzando...y esperar que algun día...vuelvan a estar al mismo nivel.

Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior...en ese proceso...en ese avance, pierdes muchas cosas: pareja...amigos...trabajos...pertenencias...todo lo que ya no coincide con quien te estás convirtiendo, ni puede estar en el nivel al que estás accediendo...

Puedes pelearte con la vida entera...pero el proceso así es. 

El crecimiento personal es eso...personal...individual...no en grupo...puede ser que después de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho más que tú...pero es importante que estés consciente de que no se puede forzar nada en esta vida.

Llega un momento...en tu escalera hacia convertirte en una mejor persona...en que puedes quedarte solo/a un tiempo...y duele...claro que duele...y mucho...pero luego, conforme vas avanzando...te vas encontrando en esos niveles con personas mucho más afines a ti...personas que gracias a su propio proceso...están en el mismo nivel que tú, y que si tú sigues avanzando...ellos también...

En esos niveles de avance ya no hay dolor...ni apego...ni sufrimiento...hay amor...comprensión..respeto absoluto...

Así es nuestra vida amigos/as...una infinita escalera...donde estarás con las personas que estén en el mismo nivel que tú...y si alguien cambia...la estructura se acomoda.

Me costó mucho soltarme...aún después de una fuerte ruptura seguía viendo para atrás...esperando un milagro...y el milagro apareció...pero no de la manera en que yo hubiera supuesto...apareció bajo otros nombres...otros cuerpos...otras actividades...perdí a una amiga...y gané a 20 más....perdí un mal trabajo y ahora tengo un excelente trabajo y con oportunidades de tener más de lo que soñé alguna vez....perdí a un hombre al que creí amar...para darme cuenta de lo que tengo ahora, en este momento de mi vida...

Cada pérdida...cada cosa que sale..es porque así tiene que ser...déjales ir..y préparate para todo lo bueno que viene a tu vida...tú sigue avanzando y confia...porque esta escalera es mágica y si no me crees... ¿porqué no lo compruebas por ti mismo?

AHORA, TODOS PODEMOS ENTENDER PORQUÉ NOS ENCONTRAMOS CON DIFERENTES PERSONAS EN LA VIDA Y PORQUÉ OTRAS SE QUEDAN ATRÁS.





sábado, 2 de octubre de 2010

NOS ACOSTUMBRAMOS


Nos acostumbramos a vivir en departamentos
 y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor.
Y porque no tiene vista, 
luego nos acostumbramos a no mirar para  afuera.
Y porque no miramos para afuera,
 luego nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas.
Y porque no abrimos del todo las cortinas 
luego nos acostumbramos a encender más temprano la luz.
Y a medida que nos acostumbramos,
 olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos la amplitud...
Nos acostumbramos a despertar sobresaltados
 porque se nos hizo tarde.
A tomar café corriendo porque estamos atrasados.
A leer el diario en el metro porque no podemos perder tiempo.
A comer un sándwich porque no da tiempo para almorzar.
A salir del trabajo porque ya es la noche.
A dormir en el bus porque estamos cansados.
A cenar rápido y dormir pesados sin haber vivido el día.
Nos acostumbramos a esperar el día entero 
y oir en el teléfono: "hoy no puedo ir".
 "A ver cuando nos vemos" "La semana que viene nos juntamos".
A sonreir a las personas sin recibir una sonrisa de vuelta.
A ser ignorados cuando precisábamos tanto ser vistos.
Si el cine esta lleno nos sentamos
 en la primera fila y torcemos un  poco el cuello.
Si el trabajo esta complicado,
 nos consolamos pensando en el fin de  semana.
Y si el fin de semana no hay mucho que hacer,
 o andamos cortos de dinero, 
nos vamos a dormir temprano y listo,
 porque siempre tenemos sueño  atrasado.

Nos acostumbramos a ahorrar vida.
Que, de a poco, igual se gasta
 y que una vez gastada, 
por estar acostumbrados,
 nos perdimos de vivir.

Alguien dijo alguna vez:
"LA MUERTE ESTA TAN SEGURA DE SU VICTORIA,
QUE NOS DA TODA UNA VIDA DE VENTAJA"